•  
  •  
 

Abstract

Poco antes de su muerte, el profesor Carl Gustav Jung aceptó realizar un trabajo de divulgación de sus ideas que se publicó bajo el nombre de El hombre y sus símbolos. En esta obra, el psicólogo ruso recupera su estudio de la estructura de la personalidad, que él entendía compuesta por cinco elementos conceptualizados por el Ego, la Persona, la Sombra, el Anima o Animus y el Sí Mismo. En el proceso de desarrollo del sí mismo, el sujeto se rodea de ciertas circunstancias en las que descubre su Persona, se enfrenta con la Sombra y se encuentra con el Anima o el Animus para llegar a la autorrealización.

Años más tarde, Reinaldo Arenas escribe su libro-testimonio Otra vez el mar utilizando un contenido ideológico y una dinámica narrativa que transgrede textual y temáticamente los límites de la novela. En él su personaje se desdobla en diversos sujetos que señalan lo caótico de su pensamiento, la intensidad de sus sensaciones y el caudal de recuerdos que anidan en su mente. Nos adentra con ello en un mundo de libertad interior que vive condenado a las apariencias y al ostracismo en el exterior.

El presente trabajo propone el análisis psicológico de la obra de Arenas a través de la aplicación de los conceptos antes mencionados del profesor C.G. Jung. Con ello evito adentrarme en el estudio de las propiedades textuales específicas del texto para hacer frente a una visión más enriquecedora que, a través de un enfoque interdisciplinar, aplique o traduzca los conceptos psicológicos en el estudio literario. Con este fin estructuraré mi trabajo a través de los seis elementos propuestos en la psicología profunda junguiana precedidos por una introducción y seguidos por las conclusiones del trabajo.